CUANDO UN LOBO SE COME A OTRO LOBO

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”, Albert Einstein. Algunos camuflados con piel de cordero y otros sin ella, el transporte aéreo no es más que un mundo despiadado de lobos hambrientos, que tienen que hacer frente a un fenomenal número de efectos exógenos que les hace la vida en algunos momentos muy difícil, llevándolas al cierre. Como es el caso de Primera Air, Small Planet, Air Berlin, Monarch.  Pero que no se engañe nadie detrás de cada pieza que cae no solo esta la gestión, también están los lobos esteparios que ayudan a la muerte irreversible, ante la mirada impasible de los demás carroñeros.Sigamos con atención el futuro de Norwegian
Estando en New York, conversaba con unos de los abogados aeronauticos de mayor relevancia y que trabaja cerca del Capitolio.
¿Que pasará con las compañías del Golfo, como Emirates, Qatar, que desean operar en cielos abiertos en Estados Unidos; no dudó ni un instante ¡Que ganarán esta batalla sin lugar a dudas¡. Pero como reaccionarán los lobos americanos; ¡Comiendose los unos a los otros.
El lobo es un gran animal, al que tengo respeto pero el ser humano es capaz de comportarse como él, añadiéndole traiciones, conspiraciones y un largo etc. Es digno de destacar la increible batalla desatada contra Ryanair, con noticias falsa, uniendolas a las verdaderas, lo importante es la destrucción. A pesar de todo Ryanair se mantiene y mantendrá. Aunque las batallas internas estén en marcha. ¿Quien ganará esta batalla? La manada más grande, la que escondida tras grandes siglas como Skyteam, Oneworld, Star Alliance, callados, agazapados en la oscuridad esperan a la presa fácil.
Las compañías de influencia política en cada país como Iberia, Lufhansa, Klm, Air France, British Airways,  por solo nombrar algunas, tienen en su accionariado el poder o en su caso poderes políticos suficientes para mantenerlos con su supremacía aérea.
Las medianas o pequeñas tienen que desenvolverse como pueden sin ayudas financieras y sin soporte político, pero también existen los depredadores entre las medianas y pequeñas no solo las grandes tienen esa habilidad. Este es un sector en el que nadie habla bien de nadie ya sea grande, pequeño o mediano. He visto declaraciones de un empresario de una compañía mediana en España que decía que Aviación Civil debería controlar a todos los que quieren salir al mercado. Se olvida este empresario de cuando el compró su compañía sin dinero.
El lobo, como he dicho, es un animal noble, el hombre convertido en lobo es sanguinario, envidioso, conspirador, traidor y destructor de todo aquello que pueda poner en peligro su hegemonía, así es el transporte aéreo. Las grandes compañías están mimadas por el destino. Cuando las cosas van bien, un ejecutivo, o empresario es amado, cuando van mal es odiado.
Las compañías usan la retórica del odio que a menudo es más afectiva, cuando está disfrazada con el idioma del amor.
En el transporte aéreo, los lobos dejan tras de sí un perfume de esencias de rosas y el aroma aun mas duradero de la corrupción moral. En aviación, los enemigos por lo general te menosprecian hasta que los derrotas, luego te odian y siguen conspirando contra ti. Por esto las victorias en las luchas son inútiles, lo que se dice siempre provoca mas ira que el silencio. El silencio no puede juzgarse, el silencio enmascara todas las cosas, por eso las grandes compañías procuran guardar silencio.
Por último yo creo que el transporte aéreo necesita de algo que a mi modo de ver es esencial, y que deriva en estas palabras: la aviación requiere una innovación que conlleve la destrucción creativa, solo así seremos capaces de sobrevivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + diecisiete =